He perdido el móvil

O me lo han robado, no sé dónde lo he dejado, etc.

En ese caso te conviene saber que tienes maneras de conocer dónde está (si no está apagado ante todo), hacerlo sonar, bloquearlo, borrar los datos, etc. Así que no cunda el pánico, respira hondo y sigue leyendo.

En el caso de Android, aquí tienes las instrucciones a llevar a cabo:

https://support.google.com/accounts/answer/6160491

Recomendable usar el sitio web:  android.com/devicemanager

En el caso de iOS (iPhone, iPad…), aquí tienes la información que necesitas:

https://support.apple.com/es-es/HT201472

En el peor de los casos, que lo hayan robado y esté apagado, te conviene conocer las siguientes precauciones.

  • Poner PIN, y si puedes también un método de acceso seguro al terminal, como huella digital, contraseña, etc.
  • No te recomiendo usar un patrón (puede ser fácil de reproducir), ni usar sólo “deslizar”, que por muy cómodo que parezca supone una invitación a que te roben el móvil y toda la información que contiene se pueda ver expuesta al mundo.

Hoy en día casi todo el mundo tiene un móvil y además el ritmo de consumo y renovación de terminales es alto porque salen nuevos modelos, los móviles se rompen con facilidad, etc. Además, los terminales de gamas media y alta tienen unos precios que en el mercado de segunda mano pueden ser superiores al efectivo que llevamos de media en la cartera, luego puede que a un caco le compense más robar un móvil que robar una cartera -y además tendemos a dejarlo más expuesto, con lo cual puede tener las probabilidades de éxito a su favor-.

Más recomendaciones:

  • Ten tus contactos y la información que consideres valiosa fuera del móvil, no sólo dentro. Es decir, los contactos puedes sincronizarlos con Google (en vez de guardarlos en la SIM o el teléfono, que considero un error), las fotos y demás multimedia puedes sacarlo a la nube igualmente -Google Drive, Microsoft OneDrive, Box, Dropbox, Mega…-. Esto lo puedes sincronizar automáticamente (lo hace la aplicación por ti) cuando tengas WIFI, que suele ser la opción que te da por defecto. Usa los servicios en la nube, que para eso están, nunca lo habíamos tenido tan fácil para hacer nuestros backups y poder recuperarlos.
  • De esta manera, podrás borrar los datos tranquilamente cuando no veas claro que vayas a recuperar el teléfono.
  • Ten un teléfono secundario, tablet o similar a mano, de esta manera podrás seguir “operativo” y en línea para tus contactos y el mal trago se pasará más suave.
  • Es un error ir a comprar un teléfono inmediatamente, espera unos días -sobre todo si tienes un teléfono alternativo para ir tirando, que también te pueden dejar-, y mientras estudia las ofertas para escoger el potencial nuevo terminal en caso de no recuperar el antiguo.
  • También te recomiendo tener un servicio MultiSIM (unos 4€ + IVA al mes según el operador), de modo que aunque hayas perdido una SIM -espero que con PIN-, puedas seguir recibiendo llamadas en ese mismo número en tu teléfono o tablet alternativo. De otro modo, tendrás que hacerte una nueva tarjeta SIM, y espérate que en Navidades y fechas de alto consumismo “se les acaban” y te das más viajes que un tonto por diferentes sucursales como mendigando que te hagan una.
  • Y por último, si cuentas con alguna microSD o similar por casa que no uses, también te ahorrarás tener que comprar una nueva para sustituir a aquella en la que guardabas las fotos, vídeos, pelis y demás parafernalia que no te cabía o cabrá en la memoria del teléfono.

Yo lo que hago es que tengo mi teléfono que llevo siempre encima, y además tengo una tablet/teléfono. Contrato el servicio MultiSIM, que me da hasta 4 tarjetas SIM (eso sí, cada una cuesta unos 7€). Ambos me suenan cuando me llaman -si los tengo encendidos- así que puedo escoger si contesto por uno o por otro. En cualquier caso, si me quedo sin batería, se me rompe, lo pierdo, etc. sé que tengo un método alternativo para seguir en contacto (sin necesidad de llevar siempre dos teléfonos encima con 2 números diferentes, o tener un teléfono dualSIM, que son otras opciones que también probé en el pasado).

Espero que esto te ayude, y cuídate de dónde dejas el teléfono, que es muy valioso -literalmente, pero también sentimentalmente por la cantidad de uso que le damos al día y por el tiempo que hay que dedicarle a instalar y configurarlo de nuevo si tenemos que comprar otro-.

Si necesitas conocer métodos avanzados para proteger tu teléfono y el resto de dispositivos e información que albergan, contacta conmigo y te amplío información.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *